Asesoria Legal Laboral

 

Desequilibro entre la Oferta y la Demanda Laboral. Caída Del Salario. SIN EMPRESAS NO HAY EMPLEO.

La oferta de trabajo está conformada por un conjunto de trabajadores dispuestos a trabajar. La demanda de trabajo, por un conjunto de empresas o empleadores que los contratan. Hay una gran cantidad de oferta de trabajo, pero no hay demanda laboral, y si la hay, es clandestina.

Las políticas del gobierno de turno, los vaivenes de la economía y las ultimas políticas de empleo no están auxiliando a las empresas, especialmente a las Pymes que, representan el 60% de empleo en la Argentina y son, en conjunto con los trabajadores, el “Motor de la Economía y del empleo.

Las tasas de interés escalan el 40%, el financiamiento de las empresas no existe. Sumado a esto, las políticas que viene llevando a cabo el AFIP son asfixiantes y fascistas.

Tanto el pequeño emprendedor como la pequeña empresa, no cuentan con ningún tipo de facilidad para afrontar sus obligaciones tributarias, y mucho menos, a la seguridad social.

Esto explica y hace evidente que cada vez, existan menos empresas.

SIN EMPRESAS NO HAY EMPLEO

Existe un desequilibrio entre la oferta y la demanda laboral, en perspectiva a la dinámica del empleo en la Argentina.

Este desequilibrio nace con la problemática que compromete tanto a las personas que buscan un trabajo como a aquellos que toman las decisiones emplear.

No se trata de que las empresas no quieran dar o generar empleo, sino que, no pueden hacerlo o, en el peor de los casos, quedan sujetas a emplear trabajadores en negro.

Las medidas adoptadas por el gobierno, no están generando condiciones necesarias para que ocurra una suba del empleo en Argentina.

El ahogo impositivo, fiscal y laboral, generan que las empresas, no puedan tomar personal en blanco.

La responsabilidad de este tipo de situaciones cae en manos de las medidas económicas adoptadas en los últimos meses por el gobierno, que van de la mano de las decisiones políticas y la grieta partidaria que desune a la Republica.

Mientras la mayoría de Senadores y Diputados se llena los bolsillos con salarios de más de $200.000, hay gente en la calle que no tiene trabajo y por lo tanto no puede alimentar a su familia.

La presión social es extrema, y los costos laborales, en materia de aportes y contribuciones son cada vez más opresivos.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), no tiene intenciones de financiar los pagos a la seguridad social. De esta manera, resulta imposible hacerle frente a la problemática actual que atraviesan las empresas.

Una empresa recibida una intimación por aportes y contribuciones a la seguridad social, se le embarga la cuenta bancaria, y en cuestión de días, la empresa pierde el rumbo administrativo y termina cerrando o, lo peor, cambiando de figura societaria por culpa de un órgano que se preocupa de recaudar para el Gobierno de Turno y no se fija en ayudar al financiamiento y a la coyuntura diaria en la pequeña y mediana empresa.

Esta es la realidad que viven actualmente los locales de venta al público de diferentes servicios y productos, el emprendedor, las pequeñas y medianas empresas y hasta los profesionales que brindan servicios sociales.

La mayoría de las personas y la sociedad en sí mismo, no tiene conocimiento acabado de la manera de tributar el impuesto al trabajo y no imagina cuanto le cuesta un empleado a una empresa.

Costos en la empresa.

Los aportes a la seguridad social que una empresa le retiene a un empleado son el 17% (Jubilación 11%; PAMI 3% y Obra Social 3%) sin tener en cuenta la retención de los sindicatos de manera obligatoria.

Las contribuciones patronales a la seguridad social, por cada empleado, son de 23% (Jubilación 10.17%; Anses 4.44%; PAMI 1.5%; Fondo N. de Empleo 0.89 % y obra social el 6%).

Estos aportes y contribuciones se llaman “Cargas Sociales “y representan el 40% que una empresa tributa por cada empleado de su salario básico.

Poniendo en perspectiva ejemplar: Un empleado con un Básico de $30.000, a la empresa le cuesta su salario mas el 40% de Cargas Sociales. A esta presión impositiva, se le suma la ART, seguro de Vida y Sindicato.

Esto no es culpa de los empleados ni de las empresas, la responsabilidad de este sistema “mafioso” se la lleva el Gobierno Nacional, lo Senadores y los Diputados por no ocuparse de ver la problemática actual, en materia social, y principalmente, la oferta y la demanda laboral.

Pareciera que, en esta última semana, en pleno auge del Mundial de Futbol, El Gobierno Nacional se convenció de reforzar los canales de diálogo con el sindicalismo para poder avanzar con la reforma laboral y algunas cuestiones referente al empleo y al crecimiento de las PyMES.

El Presidente Macri solicitó al ministro Sica la confección de un nuevo proyecto de Ley PyME, en diálogo con todos los sectores, para contar con las experiencias, aportes y propuestas del esqueleto productivo nacional en su conjunto. El objetivo es continuar y potenciar el camino que delineó la primera Ley PyME, sancionada en junio del 2016.

No pasaron dos años de la Ley Pyme, que el Sr. Presidente, da cuenta de esta problemática, estamos a 6 meses de una Reforma Tributaria, y tampoco vemos resultados enriquecedores.

Porque no impulsamos una fuerte comunicación masiva de los benéficos que la, actual, Ley Pyme trae a través de la SEPYME y el problema “MYPYME”.

Me parece Sr. Presidente, no están bien la realidad y nos están tomando el pelo.

El Ministro Sica, resaltó también el rol fundamental de las exportaciones para el futuro de las PyMEs, agrego “Cuando una PyME exporta lo hace con más valor agregado, generando más trabajo en la Argentina”.

Sin faltar el respeto al Presidente de la Nación y al Sr. Ministro de la Producción, conociendo perfectamente, la problema del empleo en la argentina y la coyuntura diaria de las empresas, tenemos una Ley Pyme N° 25.300 con su respectiva modificatoria 27.264, y la Resolución N° 24/2001 de la ex SECRETARÍA DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA, y su consecuente programa “MYPYME” que, mediante la obtención del certificado que acredita la condición de Pyme, tenemos beneficios para exportar, entre otros, los cuales no se están ocupando de difundirlo.

Teniendo en cuenta que, Sin Empresas No hay Empleo, y en Argentina cada dia cierra una empresa, analizando la problemática de la vereda de enfrente, cuando un trabajador toma la decisión de ofrecer su fuerza de trabajo, lo hace a cambio de un salario. Este salario, cae a pasos agigantados este último tiempo. Simplemente viendo la inflación que estamos padeciendo, la baja del consumo y la suba del dólar, no es tan difícil darse cuenta que el salario real cae.

¿Qué es el Salario Real?

El salario real se le dice al poder de compra en términos de bienes y servicios. Siempre se debe tener en cuenta a la inflación para dar cuenta del Salario Real. Si tenemos paritarias del 20% y la inflación es del 28%, la diferencia nos dará una caída del poder adquisitivo equivalente al 8%.

La influencia del Gobierno en las negociaciones de las Paritarias, son el principal factor que provoca la caída del salario real. Esperemos esta semana que se abra el dialogo y se negocie sobre las cláusulas de Revisión pactadas y se logre, a consecuencia, equilibrar los salarios con los índices inflacionarios y poder subir el consumo.

Tenemos que darnos cuenta que la problemática del déficit fiscal, la abrupta suba del dólar y los altos costos laborales en las empresas reducen las posibilidades de una expansión significativa.

Cuando tengamos una Reforma Tributaria que auxilie a las pequeñas y medianas empresas, cuando se financie el impuesto al trabajo, cuando la presión fiscal este equilibrada, cuando se fomente la exportación, cuando se regulen las tasas de interés acorde al mercado, se elimine el impuesto al cheque, se deroguen impuestos fiscales repetitivos y sin sentido, se formen capacitaciones para los empresarios y los empleados y se gobierne con una conciencia social, conociendo la coyuntura del mercado laboral que idéntica a los cimientos de nuestra Nación, les puedo asegurar que el desequilibrio social, laboral, judicial, económico y político, desaparece.

 

Nota publicada.

http://extranews.com.ar/author/juan-pablo-chiesa/#

https://www.urgente24.com/278503-sin-empresas-no-hay-empleo

http://www.ambito.com/926277-desequilibro-entre-la-oferta-y-la-demanda-laboral