Asesoria Legal Laboral

 

Que se cumpla con la ley. Basta de mafias

La Ley Nº 24.635 creó la Conciliación Laboral. En términos claros, es una instancia de carácter obligatorio donde la autoridad administrativa (Ministerio de Trabajo) realiza una convocatoria para que las partes que están en un conflicto laboral (sindicato y empresarios) tengan un lugar de dialogo y puedan solucionar su contienda.

Durante la Conciliación Obligatoria, el Ministerio de Trabajo determina por ley “que el estado de cosas se retrotraiga al existente con anterioridad al acto o hecho que hubiere determinado el conflicto”. En claro: Que Todo vuelva para atrás y buscamos la solución al conflicto mediante el dialogo pacífico. La Conciliación Obligatoria puede durar hasta 15 días y ser prorrogable por 5 días más.

 

Como es el procedimiento

El procedimiento de conciliación obligatoria consiste en que la Empresa y el Sindicato (las partes) deben comparecer ante el Ministerio de Trabajo en las audiencias que éste disponga, para intentar arribar a una solución al conflicto que ellos tienen.

Durante el período de Conciliación Obligatoria no se pueden realizar medidas de acción directa. El sindicato, ante la notificación del Ministerio, debe acatar y levantar toda medida, como la huelga y/o manifestación pacífica, que habitualmente se dispone en las inmediaciones de la empresa.

Asimismo, se obliga a la empresa a levantar sus medidas de acción directa. La más afamada y destacada medida por la parte empresaria es la que se conoce como “Lock Out Patronal”, el cual consiste en el cierre temporal de la empresa a fin de impedir el ingreso de los trabajadores.

En definitiva, las partes (sindicato y empresa) no pueden tomar ninguna medida, deben acatar la conciliación obligatoria y someterse a lo establecido por la ley. Si no lo hacen, se someten a una MULTA de carácter pecuniario.

La ley prevé sanciones (multa) que va desde la mitad del valor mensual del Salario Mínimo, Vital y Móvil y hasta porcentajes mayores por cada trabajador afectado. El Sindicato de camioneros, en diciembre de 2017, realizó una asamblea reclamando un bono mientras estaba sujeto a un proceso de conciliación obligatoria: Claramente, no podía recurrir a ninguna medida.

El sindicato que lidera Moyano no cumplió con la ley, y el Ministerio de Trabajo notificó tal incumplimiento y procedió a aplicar la multa que la ley fija. En la época donde Camioneros violentó la ley, el salario mínimo, vital y móvil era de $8.860 (diciembre de 2017). O sea que al sindicato se le aplicó una multa equivalente a la mitad del salario mínimo ($4.430) por cada uno de los 182.797 afiliados. Es por eso que el total que deberán afrontar es de $809.790.710.

Pero esta decisión podría agravarse aún más. El sindicato de Moyano se sumó al paro nacional, sin movilización, que había convocado la C.G.T. el día 25 de junio de este año. Para dicha fecha también regia una conciliación obligatoria por el reclamo paritario por el 27% de aumento en Camioneros. En rigor de verdad, Moyano violó la ley en dos oportunidades.

La sociedad debe saber qué es una conciliación laboral obligatoria, para qué sirve, qué función tiene y cómo se debe obedecer (y las consecuencias de no hacerlo).

Estamos cansados de que el clan mafioso de los “Moyano” quiera llevarse puesto el país, arrastrar a más de 180 mil trabajadores al constante conflicto, e instigar públicamente a la desobediencia de las leyes y al odio a la Nación.

El Clan Moyano, haciendo política funesta en desmedro de los trabajadores del sindicato que dirige, infringe las leyes, amenaza a diestra y siniestra e incita a la violencia y apología del delito de desobediencia de la ley laboral.

El Ministerio de Trabajo multó al Sindicato de Camioneros con la sanción más baja que fija la ley. Hasta en estas circunstancias el Ministerio fue benevolente con un sindicato que violó las normas en dos oportunidades.

La sociedad quiere que este incumplimiento reciba una condena que refleje la letra exacta de la ley, y que el sindicato de camioneros que la infringió en forma reiterada, pague la multa que le corresponde, como debe hacer cualquier ciudadano penalizado.

 

Articulo publicado en Urgente24 y Extranews.