Asesoria Legal Laboral

 

Paritarias 20 VS Inflación 40. Una goleada a los sueldos

El salario es el dinero que recibe todo trabajador a cambio de poner a disposición de fuerza de trabajo en un periodo de tiempo determinado. El salario tiene un fuerte impacto en la economía de todos los trabajadores, en el cual, este podrá o no comprar con su salario o a lo que podrá acceder en términos monetarios. En pocas palabras.

El salario representa su nivel de vida

A tan solo 4 meses de fin de año, el salvaje avance de la inflación, y que las paritarias fueron cerradas detrás de la inflación, provocaran una pérdida del salario real de cada laburante.

Ahora, todos los economistas hablan de “la pérdida del salario real”, bajemos el concepto.

El salario real es la capacidad real que tiene el trabajador para adquirir, con el volumen de dinero que percibe, bienes y servicios y tener mayor poder adquisitivo, ósea, el Salario Real es igual al poder de compra.

Si el salario real aumenta es bueno porque significa que el trabajador puede comprar más bienes y/o servicios, si baja significa que tiene menos poder adquisitivo por ende su capacidad de compra de bienes y servicios disminuiría. Esto último nos pasa a los argentinos que, actualmente, no vemos un cambio en la última etapa del año con las despectivas paritarias salariales pactadas.

En un escenario de inflación, como estamos padeciendo y llegando a los 40 puntos anuales, el nivel de vida de la gente se encuentra completamente deteriorado.

Si no se revén las paritarias y se activan las “mal “negociadas Cláusulas de revisión, vamos a tener un escenario complicado y, irremediablemente, el salario se evaporara. A consecuencia de esto, el trabajador NO podrá cubrir las necesidades económicas básicas. Estas consecuencias son producto directo de la Inflación.

Los pronosticadores, economistas y consultorías más optimistas del país, prevén, una inflación del 40% a fin de año y tenemos paritarias salariales, en promedio del 25%. La diferencia, de 15 puntos a la baja, nos proporcionará una concreta caída del poder adquisitivo del trabajador y abrupta caída del consumo.

Los sueldos “corren” atrás de la inflación, con paritarias que han cerrado a la baja un dólar libre que salpica, directamente, a los precios y unas tasas de más del 60%

Volviendo a las primeras paritarias, a principios del año, concluyeron con aumentos salariales del 15%, en 2 o 3 cuotas, y en la mayoría de los casos son cláusulas de revisión, solo un gremio obtuvo cláusula gatillo.

A continuación, detallare cada gremio, mencionado algunos, y su incremento salarial respectivo.

UOM: CCT 260/75. Incremento del 20.5% en dos tramos. Clausula Revisión

Bancarios: CCT 18/75. Incremento del 28% en dos tramos. Cláusula de Revisión.

Ferroviarios: CCT 108/88. incremento del 15% en dos tramos. Cláusula de Revisión

Petroleros (YPF): CCT 644/12. Incremento del 15% en Dos Tramos. Cláusula de Revisión

Comercio: 130/75. Incremento del 20% en dos tramos. Cláusula de Revisión.

UTA: CCT 460/73. Incremento del 15% en tres tramos. Cláusula de Revisión.

Alfajoreros: CCT 739/16. Incremento del 15% en dos tramos. Cláusula de Revisión.

Pizzeros: CCT 24/88. Incremento del 20% en 2 tramos. Cláusula de Revisión.

Servicios Rápido: CCT 329/2000. Incremento del 25% en 3 tramos. Cláusula de revisión.

Pasteleros: CCT 272/96. Incremento del 15 en dos tramos. Cláusula de revisión.

Gastronómicos: CCT 389/04. Incremento del 25% en 3 tramos. Cláusula de Revisión.

Camioneros: CCT 40/89. Incremento del 25% en tres tramos. Cláusula de revisión.

Luz y Fuerza. Incremento del 15% en dos tramos. Cláusula de revisión.

SUTCAPRA. CCT 797/15. Incremento del 28% en un tramo. Cláusula de Revisión.

Casas Particulares: CCT 01/18. Incremento del 25% en dos tramos. Clausula d revisión.

Sanidad: CCT 108/75. Incremento del 27.5% en 3 tramos. cláusula GATILLO.

Todos con cláusula de Revisión. Salvo Sanidad que es Gatillo.

La Cláusula Gatillo broto en el gremio de Sanidad que fue, el único, que la consiguió.

Definimos el concepto de las clausulas gatillo y revisión para su entendimiento.

Concepto de Cláusula Gatillo: la cláusula gatillo es una cláusula que se pacta en un acuerdo en el cual se “gatilla” automáticamente en la fecha posterior pactada sin necesidad de revisarla. Es de aplicación inmediata para revertir posible pérdida del poder adquisitivo. Esta cláusula estaba vinculada al IPC del INDEC. La mayoría de los gremios en el año 2017 fueron gatillos.

Concepto de Cláusula De Revisión: la cláusula de Revisión es una clausula la cual se pacta en un acuerdo en el cual se deja a “Revisión” un apartado del acuerdo para ser revisado, nuevamente, en fecha posterior. Implica que, a diferencia de la Gatillo, no es de aplicación automática, sino que, se deben juntar las partes nuevamente para revisar y ver la cláusula que han dejado a “revisión” de una nueva instancia de negociación. Esta cláusula es Libre. Todos pactaron esta cláusula irrisoria y poco feliz.

En consecuencia, el objetivo oficial es que los salarios “corran” no delante, sino detrás de la inflación con más de 15% a la baja del poder de compra de los trabajadores.

Las cláusulas de Revisión se “revisan” en una nueva mesa de dialogo entre la Secretaria de Trabajo y cada gremio, abriendo un nuevo debate, y esperemos, que estas negociaciones, no nos lleven a mas caos y roturas sociales.

Estas cláusulas de Revisión se llevarán a cabo entre los meses de octubre y enero del próximo año.

Como especialista en Derecho Laboral y negociación colectiva de trabajo, les informo que no hay nada mas errado que pactar salarios con una cláusula que permite su revisión, en expectativa, de los picos inflacionarios de un país. En un escenario sin la inflación argentina, el contraste de las negociaciones salariales no deben ser materia de ajuste ni deben estar esperando a la “inflación”. Se deben pactar acorde a una oferta y una demanda laboral y de mercado en una época determinada.

Como vemos, las paritarias siguen danzando al compás de la inflación generando conductas recesivas y ajustes con costos cada vez más complejos para las pequeñas y medianas empresas.

Conclusión.

No solo los incrementos de salarios no acompañan la inflación, y están por debajo de la misma, a su vez el poder adquisitivo de las personas pierde valor a la luz del excesivo incremento arrebatador y no gradual y de las tarifas. Para males, cuando en años anteriores, la mayoría de los gremios pactaban clausulas gatillos, este año desfilan las cláusulas de revisión, otro escalón más en la adecuación progresiva del salario y las no acertadas medidas del gobierno de turno.

El Gobierno Nacional ha ido nuevamente en contra de las disposiciones del artículo 14 bis de la Constituciones Nacional, de la ley de contrato de trabajo y de la ley nacional del empleo.

Los acuerdos de aumentos salariales se encuentran por debajo de los niveles de inflación y esto afecta, categóricamente, el poder adquisitivo de los trabajadores que está totalmente perdido.

El monto del salario real será el más bajo de los últimos 15 años. En otras palabras, en los últimos años, el salario de la gente, ha sido una de las variables que habrán experimentado el mayor ajuste en el mercado de trabajo y la caída del salario real.