Asesoria Legal Laboral

 

Como es la nueva legislación del AGRO. Derechos laborales en el Campo

El 28 de diciembre de 2011, entro en vigencia la ley 26.727 fijando el Régimen Del Trabajo Agrario.

El nuevo régimen de trabajo agrario, desprotegido por la legislación laboral los últimos 20 años, trajo una protección laboral tanto al trabajador agrario como al empleador.

Esta ley creo el RE.N.A.T.E., es el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios. Esta entidad, de naturaleza autárquica, fijo por primera vez un Sistema Integral de Prestaciones por Desempleo y Servicio de Sepelio.

Sus aspectos más relevantes desde el punto de vista laboral es la creación de la Libreta del trabajador rural (también libreta del trabajador agrario)

Con ella se acredita la pertenencia del trabajador a la actividad y prueba su relación laboral. Es un documento personal e intransferible. En la libreta se consignarán los importes de las remuneraciones del trabajador a los que correspondan a los aportes y contribuciones a la seguridad social.

Uno de los puntos a destacar de la nueva ley es la regulación de las modalidades contractuales del trabajo agrario. Esta contempla:

- contrato permanente de prestación continua,

- contrato de trabajo temporario, y

- contrato permanente discontinuo.

Dentro de estas modalidades, tacitas, la ley prohíbe, a diferencia de la ley de contrato de trabajo, la celebración del periodo a prueba por 90 días.

El nacimiento de esta ley agraria ordena la aplicación supletoria, en algunos casos, de la ley de contrato de trabajo, situación que jamás tuvo aplicación legislativa. Durante mas de 20 años, la propia ley de contrato de trabajo (20.744) en su artículo 2 expulso al trabajo agrario de toda protección laboral.

La nueva ley del Agro, en materia de jornada de trabajo, remuneración y despidos, aplican la supletoriedad normativa de la ley de contrato de trabajo, la única diferencia, en este último caso, es que el despido ene el Agro son dos sueldos por año a diferencia de la legislación laboral tradicional que es de un solo mes.

Asi también, la ley fija un régimen de jornada máxima legal de 8 horas diarias y 44 horas semanales, permitiendo la posibilidad de redistribuir horas, de modo tal que no se excedan de las 9 horas diarias. En definitiva, la nueva ley de Agro, no solo ordena la supletoriedad de la Ley de Contrato de trabajo, sino también la ley de Jornada 11.544.

En materia judicial, reciente fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, en autos “Maciel, Marcelo Gustavo c/Haras La Madrugada SA s/despido” (31/5/2012), admitió la procedencia del reclamo de diferencias salariales por horas extras en la actividad rural, en virtud de que el trabajador había solicitado diferencias por los dos años del plazo de prescripción laboral. Acertadamente, el Tribunal otorga dichas diferencias, pero solo desde el momento en que comenzó a regir la resolución emitida por la Comisión Nacional del Trabajo Agrario (2008).

En materia de desempleo, la inclusión de la libreta de trabajo agrario, habilita al trabajador al acceso a los siguientes derechos:

a) Percepción de la prestación económica por desempleo en forma mensual o a través de pago único como medida de fomento al empleo.

b) Utilización de los servicios de intermediación laboral, orientación y apoyo a la búsqueda de empleo.

c) Participación de programas y acciones de promoción de empleo.

e) Participación en programas y acciones de mejora en el empleo, entro otros beneficios.

También, La ley 26727, crea un Seguro de Sepelio. Así quedan comprendidos el trabajador agrario y su grupo familiar primario. El RE.N.A.T.E.A. elabora y mantiene actualizado el padrón de beneficiarios.

En materia de Remuneraciones, estas son fijadas por la Comisión Nacional de Trabajo Agrario y no podrán ser inferiores al salario mínimo, vital y móvil vigente.

Respecto al régimen de la seguridad social, se destaca que los trabajadores comprendidos tendrán derecho a la jubilación ordinaria con 57 años de edad y 25 años de servicios con aportes, sin distinción de sexo.

En cuanto a las contribuciones patronales éstas serán las que rijan en el régimen común (Sistema Integrado Previsional Argentino) incrementadas en un 2%.

Ahora bien, teniendo una buena, y nueva, legislación que proteja los derechos del Agro en todos los aspectos y una inclusión al mundo del derecho del trabajo, no solo con esta nueva legislación sino con el brazo de la justicia, en la actualidad, tenemos un problema grave que no se estaría solucionando. (trabajo infantil)

 

El Trabajo infantil en el Agro.

El Convenio Internacional sobre los Derechos del Niño, entiende como trabajo infantil a toda actividad laboral realizada por niños y niñas menores de la edad mínima requerida por la legislación vigente, dada en forma sistemática, remunerada o no, ligada a estrategias de supervivencia privándolos de un desarrollo físico, mental e intelectual pleno.

La Fundación Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (FUNDATRE) es una fundación que trabaja día a día con la familia rural en una interacción permanente para contribuir a su bienestar.

Según información publicada por la O.I.T. “nueve de cada diez niños que trabajan en el campo lo hacen en la agricultura, actividad que concentra cerca del 70% de la niñez trabajadora”.

La participación de niños en la cosecha de la yerba se realiza desde muy temprana edad, 5 años aproximadamente, hacen tareas o funciones según genero, rango etáreo y aptitudes físicas. En este proceso, la participación de niños menores de 14 años resulta fundamental por representar una ventaja comparativa para el empleador en relación a la contratación de trabajadores adultos con habilidades previas adquiridas, ya que significa un costo laboral menor y un grado de conflictividad nulo. Además, el niño puede realizar tareas similares a un trabajador adulto con una habilidad adicional, utiliza sus pequeñas manos en la técnica de viruteo, mediante la cual se extrae manualmente las ramas finas y difíciles de cortar sin dañar el yerbal.

Los niños menores de 14 años ayudan y trabajan a la par de sus padres en el período de cosecha. Los niños arrean dos bueyes para arar la tierra y plantar los plantines de yerba. En la cosecha, los más chicos de edad realizan tareas de recolección de la hoja mientras los padres o los niños mas grandes podan el árbol.

Esta problemática del trabajo infantil rural en la zafra de la yerba mate en Misiones, desde las perspectivas de los actores sociales, niños y adultos, representa al trabajo infantil rural y en esta época, siglo XXI, se sigue permitiendo.

Finalmente, cabe recordar que la contratación de menores de 14 años está explícitamente prohibida por la legislación nacional e internacional vigente. A pesar de ello, teniendo en cuenta las distintas circunstancias puede concluirse que los niños “son más fáciles” de explotar.

Si el Estado no aborda esta problematiza supervisando las cosechas en tiempo real, es imposible regular trabajo infantil rural.